Ángel Antonio Herrera – la Rosa y el Látigo » 2017 » abril » 12

Archivo para 12 de abril de 2017

12 de abril de 2017

Pido un deseo para… Victoria Beckham

Victoria ha sido, y es, una foto de portada que de vez en cuando se aparece en un cóctel. Pero tampoco mucho. Son esas apariciones contadas el aval de que la criatura no es virtual. Eso, y que cumple 43 años el día 17.
El empleo de Victoria, salvo la racha de Spice, ya tan remota, es el estrellato, con marido de figuración preferente, o sin él. Yo dudé, durante tiempo, que Victoria existiera, y por eso me acerqué a verla de cerca, en alguno de los dos ratos que estuvo aquí, cuando David jugaba en el Bernabéu. Era ella, sí, y aportaba mamá. Y lo de dos ratos no es licencia literaria, porque no apareció mucho más en fiestas públicas de la ciudad. Victoria asomó dos veces contadas, en los cócteles de oro de Madrid, y supimos que era un perfil de suspiro y una profesional de la antipatía, porque la notábamos medio borde incluso callada. Que ya es virtuosismo.


Estuvo en Madrid, casi sin estar, porque su reino es la foto planetaria, que no quiere decir necesariamente la fotogenia, aunque un poco sí, siendo sinceros, y no porque esta glosa sea de felicitación. Victoria fue Spice, y se forró, y luego viene ejerciendo de famosa que un día nos amanece diseñadora y otro día posa en corsetería con el marido. En twitter, un día, apareció tecleando un portátil, mientras hacía cinta de gimnasta. Incluyó la foto impresionante un abrigazo de alarde y mucho andamiaje de tacones. Sospecho que quiso divulgar que es una chica capaz de hacer muchas tareas a un tiempo, pero lo que la estampa delataba es que lo suyo es, preferiblemente, no hacer nada.
Eso fue tras declarar que dejaba la música. Una noticia que encubría un notición: la música la dejó a ella hace tiempo. Y así sigue, de mamá de anuncio, con familia de tatuajes y familia propiamente dicha.

Ojalá nada la cambie, y ahí siga igual, de gogó de sí misma, y solista del morrito torcido

La rosa: Es la culpable del fútbol de consortes, un oficio de escaparate que consiste en posar de más famosa todavía que el marido, en fiestas, gradas o similares.
El látigo: No hizo mucha vida en Madrid, pero le dio tiempo a saber que España olía a ajo. La Spice siempre tuvo mucho olfato, empezando por el olfato de pillar marido.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest


1 Comentario


css.php