Ángel Antonio Herrera – la Rosa y el Látigo » El cumpleaños de una boda

10 de Noviembre de 2016

El cumpleaños de una boda

Cayetano Rivera y Eva González han cumplido un año de casados. Antes, habían cumplido muchos años de noviazgo de mucha fotografía y poco párrafo, porque los dos son guapos callados, con lo que una ruptura, o una boda, siempre nos iba a pillar por sorpresa. Hasta que no.

Cayetano Rivera y Eva González

La boda, que fue bodón, se concretó en Sevilla, en Mairena del Alcor, pueblo natal de Eva. Nos lo anunciaron vía Instagram, que es donde hablan los que hablan poco, o nada. No procede mucho, en la celebración de hoy, hacer la hoja de servicios sentimental de los cónyuges, por elegancia, pero ambos tienen pasado de amores de fama.

Con los guapos pasa lo mismo que con los novelistas, hacen y deshacen familia entre ellos. Los guapos son un gremio, más allá de sus oficios, y casi podemos arriesgar que hasta de la mucha belleza se acaban aburriendo incluso los guapísimos, como acaban de avalarnos Brad Pitt y Angelina Jolie, hoy enemigos íntimos.

Cayetano Rivera y Eva González

Cayetano y Eva fueron durante tiempo un matrimonio sin matrimonio, un “music hall” de torero y Miss, una cosa “ideal”, que dicen las “marilines” urgentes, salvo por rachas, cuando lo dejaban, y casi ni nos enterábamos. Daba igual quién hiciera de ambos el hatillo, cuando se pegaban el portazo, porque a los románticos, o románticas, de peluquería les daban el disgustazo, y a los vividores o vividoras, famosos o archifamosos, les daban un serio alegrón inesperado, porque no todos los días quedan en el mercado de la soltería un par de ejemplares de tan codiciada y cotizada lámina como estos.

Escribía Borges: “La belleza, como la verdad, es frecuente”, pero mágica belleza de monumento como Eva, o como Cayetano, no se da tanto.

Cayetano Rivera y Eva González

Son una pareja de spot que se pusieron a compartir casa. Hasta que vino la boda. Hasta que ha venido el cumpleaños de la boda. La Miss pasó a más, hace siglos, y el torero siguió en torero, porque el traje de luces va por dentro, y de eso uno no se cura nunca. Ahora tienen proyecto en común que no sabemos qué es, pero sí. Vivan los novios.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest


Publicado en la categoría: De todo corazón

1 Comentario

  • 1. Nerea | 10 de Noviembre de 2016 a las 23:13

    Me encantan , que ganas de que tengan un bebé!!!!! Eva no te estés que se te pasa el arroz mi arma….pasarlo muy bien en las vacaciones

Añadir Comentario

Requerido

Requerido, (oculto)


dos + 9 =

Siga los comentarios en RSS


css.php