Ángel Antonio Herrera – la Rosa y el Látigo

25 de Julio de 2017

Jorge Javier Vázquez cumple 47

Entendió pronto que la tele es un vecindario contrario al periodismo, y por eso en la hemeroteca biográfica nos sale que Jorge Javier Vázquez es presentador, y empresario, y actor. Pero cuesta encontrar que es cronista, un oficio en el que yo le conocí, donde perpetraba entrevistas de colmillo y retratos de aguafuerte. Han pasado muchos inviernos y ahora Jorge cumple 47, el día 25, que no sé yo si le hará mucha o poca gracia, desde cierto espíritu de folclórica que él gasta, para bien, y para mal.

Jorge Javier Vázquez

Yo a Jorge Javier le veo una figura de las variedades, y alguna vez he escrito que ha cuajado una rara suerte de presentador donde incluye a un domador, a una vedette, a un cómico y a un ocurrente con lecturas. A veces se rodea de buena chusma, con la que sólo comparte la camisería de disparate, y a menudo ni eso. La ocurrencia le brota con naturalidad, aunque él tiene más alma en la sensibilidad que en la infamia. Le dieron un Ondas, y le montaron un guateque crítico, pero él siguió a lo suyo, que es trabajar mucho.

Tiene cátedra en la travesura de cámara, y va al tajo como el que va al recreo. He aquí una de las claves de su éxito, aunque su éxito no tiene otra clave que su personalidad distinta y su risa desabrochada, que es un poco o un mucho una risa de imitador de sí mismo. Le da con naturalidad al cinismo, y no perdona una chaqueta de cantante, porque tira de él un atrevimiento de cabaret, y no la elegancia bien planchada de los chicos pulcros de la tele. Gusta mucho, o no gusta nada, pero ha impuesto un gesto propio, un vacile de sello, un lenguaje de ocurrente que se toma el cachondeíto en serio. No es que salga mucho en la tele, es que no sale de la tele, donde parece que está de vacaciones, el tío. Le ha quitado podio a los guapos, lleva el reloj de las reuniones de desorden, torea fino a los famosos de trimestre.

Jorge Javier Vázquez

“Ojalá nunca pierda la vocación de felicidad, que es la que le anima en la vida, y en el trabajo”

La Rosa:
Alguna vez ha declarado que compartió el plató con “lo mejor de lo peor”. Pero él nunca desatendió la sintaxis, o el diccionario, dos vicios raros en las tribus que él frecuenta.

El látigo:
Asombra el despliegue laboral. A veces va siendo más fácil saber en qué programas no está, como si hubiera varios Jorge javieres que no se quieren ir a casa, y ahí siguen en la tele, cumpliendo horas extra.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest


Añadir comentario

18 de Julio de 2017

Pido un deseo para… Elsa Pataky

Lo que vemos en Elsa Pataky es que se ha hecho extranjera, que es lo que quieren muchas. Pero una extranjera de aquí. Quiero decir que es una lolita nacional que se ha echado novio internacional, que es ya marido, Chris Hemsworth, un mozallón de cómic. La lolita cumple ya 41 el día 18. Son unos años, sí, pero igual da, porque sigue radiante y la fichan las firmas internacionales, anunciando corseterías de cabaret. Estamos ante un caso de chica con más belleza que currículo, y ahí está su mérito, porque desde un publireportaje playero, hace siglos, se nos ha plantado en el telediario. Se fue a hacer las Américas, pero en rigor está haciendo vida de esposa de portada, sólo que lejos de Madrid. De pronto se descuelga con un posado de felicidad conyugal, en una playa de paraíso, y de paso presenta nuevo peinado despeinado.


Pataky nos suele dar muchas novedades de lo mona que sigue, lo que hacía Paz Vega, que también se fue a Hollywood, donde sólo ha funcionado Penélope Cruz. Es una rubia sin película, y una portada porque sí. Tiene alto y largo mérito, ya digo, porque ha logrado que le paguen por anunciar un sostén, y hasta ha hecho con el sostén puesto un tráiler de una película que no existe. De modo que es actriz aunque no haya proyecto. No ha trabajado con Amenábar o Almodóvar, que son los punteros, pero tiene un surtido de portadas que da para competir con Paz Vega, y con Penélope Cruz. Viene a ser Penélope, pero sin filmografía, y mejor peluquero. Hay quien ya se ha olvidado que fue novia de Fonsi Nieto y de Adrien Brody, pero nadie duda que es una portada que nunca falla. Ha llegado muy lejos siendo la que era hace unos años, sólo que ahora con hermosura afilada, y cátedra en enseñar de frente el escote de la espalda.

“Ojalá pase más tiempo en España, porque nos gusta más de vecina que de turista”

La Rosa: Las encuestas la sacan, a menudo, como la española más codiciada y cotizada, quizá porque su exotismo es no parecer española.

El Látigo: Ha logrado una carrera única, que tiene algo de carrerón: tiene el podio de rubia tentación que no vive arriba, sino en todas las portadas.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest


Añadir comentario


css.php